Julio Aliaga

Ver perfil y posts

Criterio propio, Una diferencia de valor

Publicado en: Comunicación, ENTORNO PYME, MARKETING Y VENTAS, Redes Sociales | 8 comentarios | Publicado el por Julio Aliaga

cerebro y mente

Esto que parece algo de perogrullo cobra especial importancia en los tiempos que corren. Se puede y, creo, se debe aplicar a cualquier ámbito empresarial y de la vida, pero en el marketing y más en Social Media, cobra una relevancia vital.

Quiero empezar diciendo que hablo de forma generalizada, por lo que he visto durante muchos años en las empresa, principalmente Pymes y Micrpymes. Que nadie se sienta aludido y que vean en mis palabras y letras la más sana intención de construir, de debatir y de que mejoremos entre todos.

Vivimos una época convulsa en lo que a las Pymes se refiere y atrevíendome, quizás decisiva para el futuro de muchos de nosotros, y por ende de nuestro país.

De repente aparece una oportunidad (no la panacea pero si una oportunidad) de que podamos “pelear” en igualdad de condiciones en cuanto a difusión de nuestra marca, nuestros productos, nuestros servicios con respecto a las grandes compañías. Social Media.

Vemos así como triunfan marcas pequeñas, salen a la luz y llegan a miles, millones de personas, pequeños y medianos negocios, incluso negocios unipersonales porque han conseguido mediante actuaciones virales y destacadas que todo el mundo hable de ellas.

Queremos la mayoría de los que nos hemos liado la manta a la cabeza y adentrado en este mundo, conseguir lo mismo porque hay una prueba palpable de que “es posible”, no es una quimera ni es humo. Lo hemos visto en muchos ejemplos.

Entonces, lo intentamos hacer nosotros. Un video, una página de facebook, una cuenta de twitter o un perfil en linkedin. Intentamos llamar la atención sobre nuestra marca, damos a conocer nuestros productos y sin embargo no conseguimos esos resultados en ventas que esperábamos, muchas veces ni siquiera esos miles de fans que nos prometíamos felices iban a difundir nuestro negocio por doquier.

Algunos entonces, los que pueden permitírselo, contratan profesionales que se dedican a ello y se ganan la vida trabajando en ese entorno. Si hemos elegido bien la agencia o el profesional, conseguimos bastante, con mucha suerte vendemos algo gracias al Social Media, con menos tendremos bastantes fans, followers etc que tienen buen rollito con nosotros. Aún así no salimos en los “trendig topi” de twitter o en las noticias de la televisión.

En primer lugar no todos serán objeto de atención por parte de los medios, pero nuestro objetivo no es ese. El objetivo es vender.

Pero el titular de este artículo no reza “como vender en Social Media”. Y es por una razón. Porque aunque se puede vender en Social Media, y hay muchos ejemplos, tenemos que ser diferentes a cualquier otra empresa, aunque sea de la competencia con los mismos productos, el mismo envase, o el mismo servicio (quizás más en este caso). Los que triunfan lo hacen por diferenciarse, ver la idea, observar el medio (no a los que están en él) y con criterio propio (por fin voy a ello) la adaptan a su forma de ser, a su idiosincrasia de marca.

Sólo tienen éxito los que aciertan con ese criterio, aunque no es cuestión de acertar, ya que es el criterio de nosotros mismos.

Ya he recibido varios mensajes de publicidad directa de personas que nada más aceptarlos como “contacto profesional”, impersonales, mal redactados, como si de un panfleto de los de las farolas se tratara. Cuando lo comentaba educadamente con ellos me respondían “es que como a mi me lo hacen pensaba que estaba bien”.

Se habla mucho de la importancia de un plan estratégico, de monitorizar la competencia, etc. Todo ello es necesario, si, pero primero hace falta conocer el medio en el que nos vamos a introducir, conocer lo que es aceptado por todos y lo que no es aceptado por nadie (spam, publicaciones casi exclusivas sobre nosotros, impersonalidad de los comentarios, repetición de las publicaciones en todas las Redes Sociales por igual). Una vez teniendo claro eso, grabarlo en piedra y conociendo como conocemos las ventajas de nuestro producto o servicio, las desventajas, nuestra idiosincrasia como personas dentro de la empresa, (la nuestra y la de nuestros empleados, aunque eso es otro debate), entonces sí: monitorizar la competencia (os daréis cuenta que la mayoría de las veces lo hacen mal respecto a lo que he nombrado antes; más oportunidad todavía) y hacer un plan estratégico pero con Criterio Propio.

Todos tenemos nuestro criterio propio. Pero hay que sacarlo a la luz, sin miedo. Os planteo un ejercicio. Intentad poner en cuestión cada acción que vuestro equipo de futbol preferido y alabad lo que haga vuestro equipo de futbol menos querido. También se puede hacer con la política, temas sociales, etc. (Hacedlo cuando estéis sólos si queréis, jeje). Con un poco de práctica veréis todo de una forma más objetiva, menos “edulcorada”

Para ello no hace falta contratar a nadie. Algunos pensaréis que es tirar piedras sobre tejado de mi sector, pero soy de los que están convencidos (mucho antes que el Social Media apareciera) de que si os va bien en esos comienzos de taréa, intentaréis sacarle mayor provecho si cabe contando con ayuda profesional, a sabiendas de cómo funciona el sistema, y sin posibilidad de que os den gato por liebre.

 

Escribir un comentario

Comentarios

Total: 8 comentarios

comentario de: Jose Toledo (@jtoledohoz) el 16 noviembre, 2012 a las 16:49 |

Muy buen post y toda la razón!

comentario de: Isabel Iniesta el 16 noviembre, 2012 a las 16:52 |

Como suele decirse: los experimentos, con gaseosa. Muy bueno tu consejo de intentar moverse en el medio para comprenderlo, aunque yo añadiría que hay que hacerlo con un perfil “desechable” y jamás con la marca (sea personal o profesional) Un saludo!

comentario de: Ana (@Acm36) el 16 noviembre, 2012 a las 17:35 |

Un placer leerte aquí Julio,

Pienso luego existo (humildemente) Cuándo nos daremos cuenta de que para recibir hay que dar, y que no hay que abandonarlo ni desatenderlo. La competencia es muy variada y los clientes, usuarios, personas buscaremos un lugar donde haya calidad, humanidad, compromiso, fidelidad, responsabilidad… y esto, desgraciadamente es lo primero que se descuida.
Por cierto, no me gusta el apartado que tiene para escribir los comentarios esta página, no me deja ver el blog, y cuando uno escribe para dar su opinión gusta releer el texto para poder aportar más cosas. Como no puedo releer tu blog, creo que me he quedado corta.
De todas formas, a mí ya me tienes ganada por tu forma de ser, por tu profesionalidad y por tu empatía.
Un abrazo
Ana Carmen

comentario de: Reyes Ramon el 16 noviembre, 2012 a las 18:19 |

Felicidades por este artículo.

Es fundamental que no nos dejemos llevar por la corriente, no hay nada mejor que tener juicios y puntos de vista diferentes, es lo que nos enriquece y aporta valor.

Un Saludo
Reyes

  • Pingback: Hábitos de compra actuales. ¿Para que quieres saberlo? | verescreer

  • comentario de: Julio Aliaga el 19 noviembre, 2012 a las 11:48 |

    Gracias a tod@s por vuestroa amables comentarios. Isabel, totalmente de acuerdo contigo.

    Personalmente yo siempre he utilizado el mismo, pero, claro, en los inicios, me dedicaba casi exclusivamente a escuchar, cuando me atreví a dedir algo, empecé bastante aséptico y así hasta ahora.

    En cualquier caso hay que tener en cuenta que mi marca está muy mezclada la personal con la profesional y el riesgo es “controlado”

    En caso de querer adentrarse con la propia marca, ya establecida, es mejor escuchar y “experimentar” con gaseosa, sí. Mejor perfiles “desechables” no relacionados.

    Un abrazo,

    Julio

  • Pingback: Sistematización de Social Media Corporativo I. Modelo RCP | verescreer

  • Pingback: Mi momento de Ego en Social Media. Primer puesto en Xeeme | verescreer

  • Nube de etiquetas